busca

share

Fondo Marino de Cabrera

El Parque Nacional del Archipiélago de Cabrera cubre una superficie de 10.021 hectáreas de las que sólo 1.836 son terrestres. Dieciocho islas e islotes y su entorno marino protegen especies acuáticas y terrestres relacionadas íntimamente con el mar Mediterráneo.

Ver video

Fondo Marino de Cabrera. Islas Baleares - Documental Completo

Las islas baleares tienen un clima suave en invierno y caluroso en verano. 
El trabajo de la erosión en la piedra caliza ha dado como resultado unas costas recortadas e irregulares donde se combinan acantilados inexpugnables con calas y playas paradisiacas.
 
El aislamiento de las islas ha dado un número de especies endémicas muy elevado. De las cerca de 450 especies de plantas vasculares del archipiélago 30 son endémicas; y otro tanto sucede con los vertebrados terrestres a excepción de las aves, que pueden comunicarse sin problemas con las tierras continentales.


Los fondos de Cabrera tienen rasgos tropicales.


 La absoluta claridad de sus aguas cristalinas, limpias de limos y arcillas continentales, produce una luminosidad que permite la existencia de vegetación submarina a mayor profundidad y, por tanto, de los animales que viven entre las algas. En la zona próxima a la superficie la luz es muy intensa y hace proliferar el plancton, las algas y, consecuentemente, las distintas especies de peces, en especial los herbívoros.

Más abajo, entre treinta y cuarenta metros, la visibilidad es más reducida. Grandes bloques de roca levantan el relieve del fondo formando infinitas cuevas y recovecos que sirven de refugio a las distintas especies de peces.

En aguas del archipiélago de Cabrera viven más de doscientas especies de peces, desde los diminutos chanquetes, de 5 centímetros, hasta los escasos y gigantescos tiburones peregrinos que pueden llegar a medir 12 metros.

Esta variedad que atrajo desde tiempos históricos a los pescadores de las costas cercanas se ha convertido desde la creación del Parque Nacional, en Abril de 1.991, en la meta de los aficionados al submarinismo.

Los congrios son animales potencialmente peligrosos. Tras unos labios gruesos y carnosos esconden una hilera frontal de largos y potentes incisivos y, tras éstos, otra hilera de dientes cónicos más pequeños pero muy afilados.

Las morenas son peces tímidos que sólo resultan peligrosos si se les fuerza a defenderse. Pero su cara de pocos amigos le ha valido una fama terrible, mientras que sus vecinos los congrios, mucho más peligrosos para el hombre, no se consideran una amenaza.

 El Parque Nacional del Archipiélago de Cabrera es una muestra de su potencial y belleza, pero también de la fragilidad de este ecosistema amenazado que precisa del esfuerzo común de todos los países ribereños para asegurarle un futuro.

 
Los fondos de Cabrera tienen rasgos tropicales.

Comentar

Comentarios

Crear un comentario nuevo

javascript youtube

SEPARADOR

CBV