busca

share

La geoingeniería

Ingenieros e investigadores quieren intervenir en los ciclos geoquímicos de la Tierra, pues las emisiones de CO2 no se reducen lo suficientemente rápido para impedir el punto de no retorno.

 La geoingeniería, ¿arrogancia humana o la solución?

Ver video

La geoingeniería contra el cambio climático



Algunos científicos creen que tenemos que explorar tecnologías radicales y quizá peligrosas para, en un futuro cercano, ser capaces de disminuir la temperatura de la Tierra mediante la geoingeniería o ingeniería climática.
El periodista científico Ingolf Baur analiza la viabilidad y los riesgos de los principales proyectos de geoingeniería. Entrevista a investigadores en Suiza, Islandia, Estados Unidos y Perú. Y con ellos, presenta dos estrategias radicalmente opuestas: unos quieren capturar el CO2 de la atmósfera y enterrarlo en el subsuelo o en las profundidas marinas.

 Otros, y esta es la estrategia más polémica, quieren desarrollar tecnologías para atenuar la luz del sol.
El cambio climático ha avanzado tanto que se están desprendiendo crestas enteras de montaña como el Moosfluh, en el glaciar Aletsch. 

Esto podría aumentar la presión para aplicar medidas de geoingeniería.

El defensor más destacado de este enfoque es David Keith, de la Universidad de Harvard, que quiere sondear las posibilidades de la geoingeniería solar en experimentos iniciales. Su idea: flotas de aviones que viertan millones de toneladas de azufre en la estratosfera. Esta sustancia reflejará parte de la luz del sol de vuelta al espacio.

 Por muy osado que parezca este método, no es más que lo que ocurre en erupciones volcánicas.
¿Realmente estamos aún a tiempo de expulsar los gases de efecto invernadero de la atmósfera? En Islandia un grupo de investigadores emplea un procedimiento especial para filtrar dióxido de carbono del aire y bombearlo a 2000 metros de profundidad en la roca basáltica.

 La sorpresa es que tras algunos meses, el CO2 experimenta una reacción química y se solidifica.


 Así, se neutraliza al mayor enemigo del clima. Las cantidades con las que trabajan son aún muy reducidas, pero la evidencia demuestra que por muy controvertidos y arriesgados que puedan ser algunos métodos de geoingeniería, al final probablemente necesitemos recurrir a la tecnología para impedir, o al menos mitigar, el colapso climático.
 
La geoingeniería, ¿arrogancia humana o la solución?

Comentar

Comentarios

Crear un comentario nuevo

javascript youtube

SEPARADOR

CBV