busca

share

El oído, un supersentido

Ver video

El oído, un supersentido - ¿Pueden los sordos volver a oír?

Una parte de nosotros siempre está despierta, incluso cuando dormimos: el oído. Está alerta las 24 horas para identificar fuentes de peligro, para comunicar y para proporcionar orientación. Pero a menudo el oído sufre de sobreestimulación y estrés.

El oído es extremadamente potente, pero también muy vulnerable. 


Según la OMS, más de 400 millones de personas en todo el mundo están afectadas por la pérdida de oído y se considera que más de mil millones de jóvenes corren peligro de estarlo. 

Y, sin embargo, el oído es sumamente  importante. Sin él, los primeros humanos habrían estado indefensos ante numerosos peligros. Y también hoy en día, un oído dañado puede dificultar las funciones de comunicación, de equilibrio y de orientación espacial de las personas.

El empresario francés Didier Roche, por ejemplo, es ciego y "ve" a través del oído. Facilita a otras personas vivir sus experiencias como ciego en su restaurante, donde se puede cenar en completa oscuridad. 

Para una gran parte de la población mundial, los estímulos acústicos han aumentado notablemente desde la Revolución Industrial. A menudo se sobrecarga al oído de forma voluntaria, por ejemplo al escuchar música, e involuntaria, con los ruidos cotidianos. 

Como consecuencia, actualmente hay muchas personas de mediana edad con problemas auditivos o incluso con pérdida completa de audición. Para restablecer el oído de millones de personas con discapacidad auditiva, investigadores de la Facultad de Medicina de Harvard y de la Universidad del Sur de California están desarrollando un fármaco de fácil administración para revivir las células del interior del oído. 

A la vez, científicos del campus universitario de Gotinga (Alemania) trabajan en la restauración del oído a través de la optogenética, además de llevar a cabo investigación básica de la transmisión de estímulos. 

Se trata del intento de activar los nervios del oído interno que ya no reaccionan al sonido mediante la estimulación física con luz.  En esta, fuentes lumínicas digitales estimulan las sinapsis en la cóclea sensibles a la luz. 

También con terapia genética se trata de ayudar a personas con ciertas formas de sordera a oír de nuevo o por primera vez.

 
El oído, un supersentido

Comentar

Comentarios

Crear un comentario nuevo

javascript youtube

SEPARADOR

CBV