La vida de los ricos en El Congo

Ver video

El Congo es uno de los países entre los más pobres del mundo con mayor porcentaje de millonarios. 

El documental retrata a personas que han alcanzado la riqueza: músicos, propietarios de minas, empresarios y predicadores de dudosa fama. 

 La República Democrática del Congo es rica en materias primas, pero son pocos los que se benefician de ellas. Mientras el 60 % de los habitantes del Congo vive con menos de 1,25 $, empresarios, artistas, antiguos líderes rebeldes o predicadores evangélicos cosechan los frutos del crecimiento económico. 

Muchos amasaron una fortuna en el caos.

 En Kinsasa, la capital, los nuevos ricos viven en enclaves seguros y lujosos, mientras los niños trabajan en las minas de coltán en el este del país.

 En Kinsasa los barrios de los ricos son suntuosos oasis separados herméticamente de la miseria del resto de la población. Fally Ipupa hizo dinero con la música. Otros intentan hacer dinero con ideas ingeniosas. Patricia Nzolantima fundó una empresa de taxis y quiere ofrecerles una perspectiva sobre todo a las mujeres.

 Con 3.000 empleados, la compañía minera Cooperamma es el mayor empleador de la provincia de Kivu del Norte en el este del país. Robert Seninga, el director general, afirma que la gestión de sus minas de coltán es ejemplar, pero las normas de seguridad son deficientes. 

Este mineral codiciado en todo el mundo, que se usa en los teléfonos móviles y otros aparatos eléctricos, es una maldición y una bendición para el Congo. A algunos los hace ricos. Para otros significa la muerte.

 La región aún sufre conflictos étnicos y enfrentamientos armados entre diferentes milicias. El dinero del contrabando de coltán financia las guerrillas y alimenta nuevos conflictos: un círculo vicioso.

 
La vida de los ricos en El Congo

Comentarios